Estrés al máximo

Recientemente se ha realizado la premiación de los restaurantes que integran la lista de los 50 mejores del mundo. Hubo algunas sorpresas como un restaurante londinense, uno turco y uno noruego que entraron por primera vez en la lista, pero el resto se mantuvo más o menos sin sorpresas. El primer lugar del año pasado descendió al cuarto puesto, para consternación de su jefe de cocina, y el máximo galardón lo obtuvo este año Osteria Francescana, un restaurante italiano que ya había ostentado esta distinción en el pasado. En la lista de los diez mejores se encuentran representados Italia, España, Francia, Estados Unidos, Tailandia y Perú.

La lista es parte de la revista Restaurant, y quienes forman parte de ella lo deciden más de mil expertos culinarios, ya sea chefs, críticos y periodistas. Formar parte de la prestigiosa lista es todo un honor, y muchos chefs del mundo lo tienen como máxima aspiración profesional, ya que no sólo es un honor, sino que la lista es muy seguida en todo el mundo, y puede hacer famoso a un restaurante de la noche a la mañana.

Sin embargo, hay quienes opinan que esta lista no debería existir porque tiene un sistema injusto. Un chef que forma parte de la votación declaró haber calificado a un restaurante sin haber ido nunca al lugar. Las opiniones cuentan porque saben del tema, aunque muchas veces esta opinión se forme luego de una búsqueda de internet.

Además, la presión a la que se someten los chefs y empleados de la cocina es inmensa, en un trabajo que ya es suficientemente estresante. Si a esto se suma un sistema de evaluación injusto, la frustración será mayor. Se ha propuesto que en vez de haber tantos evaluadores, sean solo unos pocos que sí visiten todos los restaurantes contendientes.

Add Your Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *