Chile es uno de los países de América Latina que más recetas y platillos tradicionales tiene. Esto se debe a que su gastronomía ha contado con muchas influencias extranjeras y se ha nutrido de los sabores de todo el mundo.