En lo que respecta a la cocina muchas son las opiniones de cada persona. Algunos adoran este momento del día, disfrutar de cortar y mezclar ingredientes para crear cada día algo nuevo y renovado, mientras que para otros el simple hecho de calentar sobras en un microondas resulta una tarea titánica. Aunque ambos casos no podrían ser más opuestos, es muy cierto que tanto los unos como los otros disfrutan por igual de la experiencia de visitar un restaurante. Algunos van a estos lugares por el interés de probar nuevos sabores, descubrir ideas nuevas, y por supuesto degustar deliciosas preparaciones dulces y saladas. Otros lo hacen por quitarse la obligación de tener que cocinarse ellos mismos, pero es muy cierto que también disfrutan los sabores de los platos.

Cualquiera que sea el motivo, las opciones dentro de las cuales elegir son ilimitadas dentro de cualquier país. Esto se debe a que con el avance de las comunicaciones y la tecnología, se puede comer casi cualquier cosa en cualquier rincón del planeta, y cada vez son más los restaurantes y puestos de comida que se especializan en comida extranjera de algún país determinado. Además, los restaurantes no solo se dividen según el país del que procedan las recetas que se preparan, también según el objetivo del mismo, es decir, un restaurante especializado en desayunos en pizzas, en cenas de lujo, o incluso una mezcla de muchas opciones que suelen ser los más comunes. Otra división es según el bolsillo del cliente, pues hay restaurantes que ofrecen buena comida por bajos precios, mientras que otros se caracterizan por la comida gourmet y las decoraciones de lujo y que deben ser reservados para ocasiones especiales como cumpleaños o aniversarios.

Cualquier tipo de restaurante, desde el más simple al más elegante, es siempre una buena opción para disfrutar algo nuevo a través de la comida.