Tecnología en todas partes

Si se hiciera una encuesta sobre qué parte del servicio es el que las personas quisieran mejorar cuando están en un restaurante, seguramente la mayoría coincidiría en decir que la rapidez. Es cierto que la espera entre el pedido y el momento en que nos sirven los alimentos es buena para compartir y conversar, pero hay veces en que es demasiado. El problema es que, en esta hipotética encuesta, nadie se pondría de acuerdo sobre cómo solucionar el tema del tiempo. Un restaurante funciona con un complicado mecanismo que debe estar bien sincronizado para que sea exitoso, y cada uno es diferente de acuerdo al tipo de comida, lugar, cantidad de comensales, y un largo etcétera.

Recientemente fue inaugurado un restaurante, el primero de su tipo, en el que el menú es explicado por una computadora. Quizás hayan visto las películas futuristas de Hollywood en que hologramas de personas interactúan y realizan acciones como si fueran de carne y hueso. Aunque la idea se basó en este tipo de programas, no es tan realista como lo piensa. En realidad, la mesa es una especie de monitor, y en él aparecen los platos explicados en forma escrita, basándose en la premisa de que percibimos mejor aquello que vemos que aquello que leemos. Para las personas que no puedan leer, ya sea porque posean algún problema visual o porque no sepan leer, como en el caso de los niños, existe la opción de audio, pero es secundaria.

La orden se hace de manera digital y pasa a la cocina, y en cuanto el plato esté terminado, el chef avisa al camarero a través de un reloj inteligente, que le dice a qué mesa y qué cliente debe llevarle el plato.

El experimento ha tenido una gran aceptación, y según el dueño del local, se ha incrementado la eficiencia al punto de necesitar dos camareros menos.

Add Your Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *